Compliance laboral y campañas de recolección en el sector agrario

La cultura de compliance no es posible sin respetar los derechos de los trabajadores

El actual marco normativo, así como las actuaciones de las instituciones encargadas de velar por el cumplimiento normativo, cada vez está más enfocado a garantizar la competencia leal entre empresas; en conseguir un cambio cultural que sostenga organizaciones mucho más éticas.

Por eso, al hablar de Compliance, vamos más allá de los riesgos penales, pretendiendo alcanzar con nuestro sistema de gestión de Compliance tres grandes objetivos:

  • Evitar incumplimientos de los integrantes de la empresa.
  • Impedir daños económicos y reputacionales a la organización.
  • Alcanzar una cultura de gestión basada en la integridad.

Como vemos, Compliance es Actuar como toca.

El plan director por un trabajo digno

Entre los bloques normativos más habituales al considerar qué riesgos debe prevenir un modelo de Compliance nos encontramos aquellos vinculados a las relaciones laborales y derechos de las personas.

Es importante no perder de vista que las organizaciones están integradas por personas. Además de ser las que pueden situar a la empresa en una posición de riesgo con su actuación, las personas también merecen que la organización vele por sus derechos laborales.

La Inspección de trabajo bajo las directrices del “Plan director por un trabajo digno para los años 2018 a 2020” adopta un papel fundamental para  garantizar que las empresas tengan una actitud proactiva con estos derechos,

Riesgos de compliance laboral en el sector agrario

Dicho Plan Director advierte que el sector agrario es uno de los que  van a centrar las campañas inspectoras para perseguir la discriminación hacia las personas trabajadoras migrantes.

Jornaleros que no están dados de alta, jornadas de trabajo superiores a las legales, condiciones laborales carentes de toda medida preventiva, e intermediarios que se aprovechan de la difícil situación en la que los migrantes llegan a España y su especial vulnerabilidad.

El 45% de los delitos contra los trabajadores se producen en el ámbito agrario. Actividades de temporada como la recogida del ajo, naranja o la recolección de la vid son las que más riesgo generan en los delitos relacionados con los derechos de los trabajadores.

Compliance laboral y campañas de recolección: la vendimia

La vendimia es el momento del año en que mas se tensionan los derechos que estamos analizando. Por eso es importante recordar qué medidas pueden servir para que la empresa alcance una cultura de gestión basada en la integridad, sobre todo en esta época del año, en plena vendimia o a punto de empezarla, para que nuestra organización actúe como toca

Trabajadores extranjeros

Revisión jurídica de la contratación de extranjeros, asegurándonos de su identidad real, así como que los mismos cuentan con todos los permisos necesarios. Esta recomendación no es baladí, ya que en la campaña del ajo 2019, las primeras inspecciones coordinadas por la Guardia Civil junto con la Inspección de trabajo han provocado ya la detección de 14 personas cuya identificación real no se correspondía con la que figuraba en sus permisos de trabajo.

Condiciones laborales

Revisión jurídica de las condiciones laborales, asegurándonos que se respetan y se cumplen por la empresa los principios de:

  • Igualdad y derechos fundamentales,
  • Contratación adecuada,
  • Jornadas que respeten los límites legales
  • Garantizar las debidas medidas preventivas para preservar la seguridad y salud de los trabajadores.

Control de proveedores

En muchos casos, la contratación de jornaleros se realiza a través de intermediarios, que se saltan las previsiones legales y colocan al empresario en una posición de riesgo derivada de la falta de control de su actividad. Será necesario verificar que el intermediario cumple con sus obligaciones legales.

Conducta ética de los directivos y mandos

Otro aspecto a tener en cuenta y que ya adelantábamos, va referido a la eliminación o reducción de los incumplimientos de los integrantes de la empresa, por lo que podríamos hablar de las siguientes medidas a aplicar en relación con el equipo de trabajo. –

  1. Velar para que los directivos y encargados de cada departamento (recolección, logística, producción, etc….) no se excedan de sus funciones laborales, promoviendo una cultura ética, evitando comprometer la salud, integridad moral y sexual, así como la seguridad de los empleados. La formación en la empresa es clave en este apartado.
  2. Establecer por escrito las consecuencias de aquellas conductas que sean contrarias a los valores de la empresa, y aplicar el procedimiento sancionador de forma coherente con las previsiones legales.
  3. Tolerancia 0 hacia los incumplimientos normativos que afecten al sector. Cooperar en los procedimientos de auditoria tendentes a determinar el cumplimiento de la normativa aplicable a la actividad, y en particular rechazar cualquier conducta de acoso laboral o cualquier vulneración de los derechos fundamentales.

Porque Compliance es algo más que evitar riesgos penales. Es actuar como toca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir whatsapp
Hola!
¿En qué podemos ayudarte?